Pingafogo

Allan Kardec - Espanhol

01 – Hace 200 años, el 3 de octubre, encarnaba Allan Kardec, el codificador de la Doctrina Espiritista. ¿Si él se manifestase en una reunión mediúmnica, que podría él hacer para completar su obra?
En lo que hay de fundamental, la Doctrina Espiritista está entera, contenida en las obras básicas. Probablemente su preocupación sería ampliar la visión del mundo espiritual, como destaca: ... “es preciso que la vida futura no deje en el espíritu ni duda, ni incertidumbre; que sea tan positiva en cuanto a la vida presente, que es su continuación, del mismo modo que el mañana es la continuación del día anterior. Es necesario que sea vista, comprendida y, por así decir, tocada con el dedo…”

02 – ¿Cuál el mayor destaque en Allan Kardec?
Hay muchos méritos en el maravilloso trabajo del codificador de la Doctrina Espiritista. El gran destaque, quizá, sea el hecho de haber instituido la fe racional, aquella “capaz de encarar la razón frente a frente, en todas las épocas”.

03 – ¿Cuál el abordaje qué más a usted sensibiliza?
La necesidad de que ejercitemos el Bien, buscando, por el servicio prestado al semejante, el gran recurso para que nos libremos del egoísmo, el sentimiento generador que aniquila todas las esperanzas de dicha y justicia social en la Tierra, razón por la cual enfatizó que “Fuera de la caridad no hay salvación.”

04 – ¿Cuál sería su metodología para la diseminación de la Doctrina Espiritista de forma eficiente y productiva?
La dedicación de los espiritistas, componiendo grupos actuantes a desarrollar servicios en favor de una sociedad mejor, sensibles a las miserias humanas, unión sostenida por la disposición en relevar limitaciones y fallos recíprocos, en empeño de “trabajo, solidaridad y tolerancia.”

05 – ¿Cómo podemos corresponder a las expectativas de Kardec, tornándonos legítimos adeptos?
Si el Espiritismo objetiva acelerar nuestra evolución, estimulándonos a la reforma íntima, ciertamente el codificador espera que tengamos en cuenta que “se reconoce el verdadero espiritista por su transformación moral y por los esfuerzos que emplee en el sentido de domar sus pasiones”.

06 – ¿Considerando la importancia de la práctica mediúmnica, que distingue el Espiritismo, puerta de contacto con el mundo de los espíritus, que Kardec esperaría de nosotros en ese propósito?
El gran problema de la práctica mediúmnica son los intereses ilícitos, vanidades y ambiciones a favorecer lamentables desvíos, cumpliéndonos, por eso, buscar seguridades “en la moralidad reconocida de los médiums y en la ausencia de todas las causas de interés material o de amor propio que pudiesen estimularles el ejercicio de las facultades mediúmnicas que poseen, visto que esas mismas causas pueden llevarlos a simular las que no poseen”.

07 – ¿Cuál el modelo que Kardec nos sugeriría para un comportamiento compatible con los ideales doctrinarios?
Jesús, personalidad mayor de la Humanidad, gobernador espiritual de nuestro planeta. “Dios nos ha ofrecido Jesús como el más perfecto modelo y la doctrina que enseñó es la expresión más pura de la ley del señor, porque, siendo él lo más puro de cuántos han aparecido en la Tierra, el espíritu divino le animaba”.

08 – ¿Que Kardec nos recomendaría hoy?
Sin duda, firmaría el mensaje publicado en “El Evangelio Según el Espiritismo”, que tiene por autor El Espíritu de Verdad: “Espiritistas, amaos, ésta es la primera enseñanza; instruios, es la segunda”.

Entrevista publicada originalmente en la edición de octubre de 2000 de la Revista Internacional de Espiritismo.

2010 - Richard Simonetti